google-site-verification=vFyTcqpT27zWrkZJ7jaeSa2MoPOItD9vRRkHuUxCGQk
top of page
Search
  • Writer's pictureLuis Palacios Araus

Chichicastenango, Gumarcaj y el cambio

En el departamento de Quiché (Guatemala) se encontraban dos ciudades mayas, Chichicastenango y Gumarcaj que tuvieron dos actitudes muy diferentes frente a los invasores.


Gumarcaj, a pesar de encontrarse muy debilitada por sus conflictos internos, se enfrentó a los invasores y fue derrotada. Como consecuencia, mataron a sus líderes, la ciudad fue arrasada y nunca volvió a ser reconstruida.

Chichicastenango siguió una estrategia diferente. Se alió a los españoles. Además de la alianza militar, aceptó sus leyes y religión (aunque en la práctica, se mantuvo la mayor parte de sus creencias y costumbres). Como consecuencia, recibió una serie de privilegios que libró a sus ciudadanos de trabajos forzados y les permitió continuar con sus actividades económicas. De hecho, en la actualidad, este pueblo continúa siendo famoso por su mercado y actividad comercial.


Al margen de la crueldad de los conflictos bélicos, la historia de estas dos ciudades mayas puede servir como punto de partida para una reflexión acerca de la capacidad de cambio.


Una fusión de empresas o una enfermedad son ejemplos de cambios que no son elegidos y, por ello, más difíciles de "digerir". Intentar resistirse a toda costa frente al cambio, como hizo la ciudad de Gumarcaj, suele implicar un aumento del dolor asociado a este cambio. Sin embargo, "hacer de tripas corazón" y adaptarse al cambio, siguiendo el ejemplo de Chichicastenango, puede aliviar una parte del sufrimiento de este proceso.


Finalmente, seguir una lógica racional, conteniendo reacciones pasionales poco constructivas, suele ser la forma más beneficiosa de adaptación frente a un cambio impuesto.



212 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page