google-site-verification=vFyTcqpT27zWrkZJ7jaeSa2MoPOItD9vRRkHuUxCGQk
 
Search
  • Luis Palacios Araus

El juego de la cerilla

De jóvenes solíamos jugar a la cerilla. Era un juego grupal. Nos sentábamos y nos pasábamos de uno a otro una cerilla encendida hasta que, lógicamente, a alguien se le apagaba y "pagaba prenda". Si tenías suerte, la prenda consistía en darle un beso a un chico o una chica, dicho sea de paso.

En ocasiones, los equipos directivos de organizaciones y países dan la sensación de jugar a la cerilla, más que asumir las responsabilidades propias del liderazgo. Empresas que no reorientan su negocio porque implicaría una pérdida temporal de beneficios o países que no hacen las reformas necesarias porque serían impopulares. Todos parecen más preocupados porque la situación no explote durante su período de dirección que por buscar soluciones. Y, si todo va bien, el que venga detrás ya se lo encontrará.


Ciertamente, los "miembros de a pie" de esas organizaciones o sociedades tampoco suelen estar dispuestos a muchos sacrificios y contribuyen desde su interés individual a una orientación hacia una supervivencia inmediata más que hacia un desarrollo a largo plazo.


Desde esta perspectiva, el panorama que resulta del progresivo deterioro de nuestro planeta, y teniendo en cuenta la gran cantidad de intereses implicados, al menos de momento, no parece muy prometedor.


#juego #liderazgo #contaminación #culturaorganizacional #política #sostenibilidad

38 views0 comments

Recent Posts

See All